RECITAL ESPECIAL DE VERANO DE POESÍA Y MICRORRELATO EN VIGO 31 DE JULIO DE 2020

 

CARTEL PM VIGO-ESPECIAL VERANO-JULIO 2020-DEFINITIVO

En esta ciudad, en la que abrí los ojos al mundo -de los demás- parece no haber lugares en los que recitar al aire libre con todas las garantías y, de paso, alguna ayuda.
Ante la amenaza de que este tipo de actos no se pueda llevar a cabo en fechas más o menos cercanas, nos vemos obligados a hacer nuestros eventos poéticos de forma telemática y por mantener la llama en alto, no sabemos hasta cuando.

Os dejo el enlace al último vídeo realizado con las colaboraciones de todas/os los artistas que altruistamente, como siempre, nos han hecho llegar sus creaciones.

A todas y a todos GRACIAS POR SER Y POR ESTAR.

METAMORFOSIS

Desde las cloacas en que se han convertido los rediles sociales, Mark Zuckerberg tiene regurgitaciones personalizadas. La que hoy me ha vomitado tiene 8 añitos. Os dejo el pringue, sin pretensión alguna.
Tan lejos, tan cerca. Nada hay que sea importante.

METAMORFOSIS-B-N-RELIEVE CARA

 

Me sorprendió un escalofrío,

justo cuando empezaba a estar cerca de mí misma;

lo sentí en las revoluciones de mi sangre,

en la alergia y la migraña de los lunes.

 

Ha sido idea de la memoria que me presenta,

el hilo que me hace rodar sin volver la cabeza

para elaborar funciones en el tiempo,

el que me ha hecho dudar

en las cosas de mi inexistencia

y llamar a los colores por su nombre,

para que las palabras se escupan al paraíso

desde las alfombras terrenales.

 

Miro hacia atrás y tomo las notas de ayer,

que ya no son, pese haber sido,

y enhebro con ellas engranaje de instantes,

ciclotimias meteorológicas y jardines despejados

que aún sienten el tacto del halcón en su brazo.

 

En origen no contesto,

no hablo, no soy.

Persigo mi mirada entre las huellas

para andar el camino hacia mi piel

y no perderme en circunvoluciones de la mente.

 

Mañana, atónita, me observaré desde arriba,

desde abajo los pies no me reconocerán.

 

M.V.P.

 

 

Vídeo 3er. aniversario de Poesía y Microrrelato en Vigo

POESÍA Y MICRORRELATO EN VIGO-3ER. ANIVERSARIO-SAMIL + VELA

Poesía y Microrrelato en Vigo ha cumplido 3 años en este 2020 que se ha llenado de recitales virtuales. Esta es una manera más de resistir a la desaparición de la poesía, que nos une y nos separa a la vez en cuanto a las distintas voces poéticas. Continuaremos todavía, navegaremos siempre.
Este último año nos han acompañado 72 personas diferentes, muchas de las cuales han repetido en no pocos recitales. A todas ellas agradezco personalmente que hayan estado ahí, tanto en los recitales presenciales en la Galería Jazz, como en los recitales telemáticos. Agradecerles, también, a Raquel y Esther, almas de la Galería Jazz, por ofrecernos su espacio, al que espero que pronto podamos volver. Ser y estar. Es lo que tenemos. Vamos a seguir en esto de la manera que en cada momento sea factible.
Volvemos en septiembre.
En tanto esa fecha se va acercando os dejo aquí el vídeo recopilatorio de todos los vídeos que han participado en este 4º recital telemático como celebración de este 3er. cumpleaños.
A todas y a todos gracias por las letras y los momentos.

 

SILENCIO, MÁS SILENCIO + NUBE DE PALABRAS

SILENCIO, MÁS SILENCIO-NUBE DE PALABRAS

En el tejado y una vez más, me encuentro, arañando piedras, atrapada en laberinto de esperas, enemigos de cartón y jeringas, bocas inútiles que buscan un calor para habitar que no esté inundado por los mismos huesos, siempre reconstruyéndose en la piel del enemigo.

Cansancio de necedades, de reciedumbres, acumuladas en el rincón de  las lágrimas, inútil acuosidad con pretensión de atraparme mientras solo quiero respirar y encontrar la médula de mi territorio.

La multitud queda lejos de esta cadencia de lugares, tanto, que hasta las horas se cuentan por días. No hay corazón, ni interferencias, ni reflexión que ampare esta lentitud. Aún así acelero por completo para llegar primera a ninguna parte y a todas. Y en este desenfreno aprendo a llegar con el poder de las circunstancias y mi propio miedo, sin necesidad de meditar demasiado, para no parecer una profesional del esfuerzo.

Ya es hora de quitar la mordaza a toda esta inhumana anestesia, a las precariedades y a toda la miseria capaz de hilvanar pueblos enteros.

Hago frente, con mis escasas fuerzas, a toda esa falta de libertad perimetral que pretende que no vea sufrimiento más allá de mi propia monotonía. Me hago átomo para incrustarme en otra historia que me impulse hacia otro futuro menos inexistente y fatuo, un desmayo de soles helados.

He venido desde otras horas a gritar, no a gemir, para dejar de ver pájaros llorando sin vuelo. Mientras camino no dejo de encontrar sobre mis huellas el florecimiento de susurros desgraciados. Y aunque quiera aparentar que no me importa, me abandono a esas frutas que no sienten la mordida a la que pido que no me lleven a esos barrios dónde nada se siente, ni siquiera el hambre que deja su impronta en pulmones infantiles mientras los fantasmas mueren, incluso, antes de haber nacido.

Mis ojos aún se inundan de aquellos lugares dejados hace tanto tiempo, capaces de tejer aquellos minutos dormidos entre los que aparecía la noche, esa mujer que avanza desnuda y decidida entre cielos que lloran. Sueño tiempo,

TIEMPO

TIEMPO…

un juego de agujas dónde no se rompan las alas.

Esta lluvia que no cesa,

ME ESPANTA

y me hace mirar las pinturas de las paredes buscando QUES.

Me miro en los otros. Ya no soy aquella cuyo regreso murmuraba algún duende de cuento, algún animal fabuloso, entre centauro y cíclope, que me observaba en lejanía de siglos:

¿DÓNDE ESTÁS?

¿DÓNDE ESTÁS, AHORA QUE TANTO TE NECESITO?

Voy loca por ahí, rompiendo cielos, círculos grises, papeles, cristales, con el peligro de un animal herido navegante en barco de papel. Acerco la distancia, entre luna y luna, para disparar silencio,

SILENCIO,

SILENCIO,

MÁS SILENCIO,

en cada paso de mi armonía, mientras, entre brumas de gotas y cuervos, mi rostro se deshace.

M.V.P.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TE DEJO IR

PAPA-NENA-MOSAICO

Te dejo ir entre un paisaje exhausto,
convertido en polvo,
en una nada
llena de cristales rotos,
cercanía y ausencia
entreverada de náusea pálida
que intenta lavarse
con un sol
que se pone siempre incoloro
pronunciando sombras
donde quiera que esté.

Te dejo ir,
con la única certeza
de saber
que ya soy una isla permanente,
con apariencia natural,
después de los desastres de mis guerras,
aunque mi memoria tenga,
todavía,
hambre de más tiempo,
aunque menos, cada vez.

Ahora ya no hago nada,
ni digo nada,
que alguien espere de mí,
porque no es serio
parecer tan fuerte
cuando sólo me da fuerza
la propia vulnerabilidad,
en medio de todo este asco manipulativo
que se amontona en las esquinas,
y pienso, en el fondo, que es mejor
que no puedas ver
como retroceden las libertades.
Te dejo ir,
cuando cada mañana
me parece terrible superar
el día que se avecina,
con todos esos ruidos
colgando por todas partes,
con todas esas personas sin ojos
que se mueven por las calles,
arrastrando su impedimenta,
que nada parecen tener que ver
contigo, o conmigo,
aunque seamos nosotros mismos,
decapitados sin rumbo.

Te dejo ir,
porque sé que sabías
que mis sueños con efecto boomerang
me harían volver, más inquieta,
a oír aquella música que te gustaba
mientras tus pasos se hacían más lentos,
más inciertos,
un poco más,
cada día.

No me quejo
por haber vuelto a sentarme a tu lado,
sólo para sabernos
y charlar de aquellos tiempos,
que también nos han dejado,
poder entrelazar nuestros dedos fríos
hasta el final más absoluto.

Aún hoy veo tu mano convirtiéndose en color cera…

En mi recuerdo quedan,
para siempre,
los juegos entre las dunas que ya no existen,
los paseos por la arena mojada,
desde Playa Azul, atravesando Samil, hasta el río,
en los que, de tu mano,
descubría un mundo
tan lleno de otros mundos,
atlánticamente divisados en tus palabras,
en los castillos que me ayudabas a construir,
en las conchas con las que dibujaba peces en la orilla…
aquellos veranos de los que yo volvía
tan blanca como había ido
y tú acaparabas todos los rayos del sol.
Cómo no recordar el regreso a casa,
en tu moto con side-car
atravesando una ciudad que crecía a pasos agigantados,
mientras todavía existía en mí una niña inocente y feliz.

Qué difícil es dejarte ir, papá,
en medio de toda esta oscuridad,
de toda esta soledad que me ha invadido,
sin lamentos, ni cerezas,
ni homenajes, ni flores…
mirando directamente al mar
que me vio crecer a tu lado
y que, discretamente, recoge
las lágrimas que se me escapan
en el silencio más absoluto.

M.V.P.

EL TIEMPO FINGE SILENCIO (PREMONICIÓN)

 

CERRADURA Y CADENA CON CANDADO BLANCO Y NEGRO

El tiempo finge silencio
mientras una cefalea recurrente
me precipita en cama
con un falso fundido en primavera,
haciendo batallar en mi cabeza
realidad y pesadillas.

Todas las puertas que dan a la calle
vomitan las cuencas vacías de cientos de ojos
haciendo cola sí, cola también,
en cada banco, farmacia, frutería…
cada cual, desde su nido enfermo de miseria,
hombres tiesos como estafermos,
viendo lejos, muy lejos,
el final de una calle tan llena de cajones siniestros
como vacía de nosotros mismos,
harta ya de tantos cálculos inexactos,
de hombres cuya palabra vale una mierda,
de profesores ahítos de pequeñas-grandes malicias
aquellos que siempre predican con el in-ejemplo
sus poesías dichas con el mismo cansino sonsonete
sus “no os aflijáis”
porque todo sigue siendo bonito,
aunque, quizás, nunca pare de llover,
quizás todo siga en suspenso.

Contemplo, con tristeza:
la mercería cerrada, la tienda de ropa,
la zapatería, la lavandería,
la única librería de mi barrio
que seguramente no volverá a abrir,
la relojería en la que ponían pilas nuevas a mi tiempo…
Recuerdo, con nostalgia,
los días en que cazaba fruta en los árboles,
los mismos de dónde ahora
hasta los gorriones se han largado
de tanto sobresalto a prueba de huevos.

Mi casa llora entre montones de cosas,
porque no entiende de errores,
de soflamas, como bravatas,
lanzadas desde televisiones y radios
igual a credos
con los que confiscarnos la mente,
manipulando desde la política de media braga
y esas tertulias omniscientes (heterodiegéticas FLECHA ROJApalabro tertuliano).

Me hago trizas tras los cristales de las ventanas
viendo a otros despojados como yo
mientras digo adiós a lo conocido
y me dirijo por un camino hacia no sé dónde
que me verifique en alguna parte,
en tanto el resto del mundo
da la vuelta en la misma esquina machaconamente,
hasta encontrar la siguiente y la otra,
como autómatas teledirigidos.

Corro para verme en el espejo,
uno cualquiera,
de entre los dos que multiplican mi pequeño espacio solitario,
mas no veo nada,
ni a mí, ni al espejo.
¡Puto mundo robamiradas!

Me dicen, algunas veces,
algunas voces,
que no le dé tantas vueltas
a mi cabeza genealógica,
que no busque la razón de la bestia
vanagloriándose de trabajar entre ingratitudes
sin hallar una respuesta para recordar,
ni un nudo que deshacer.
Que me olvide de que la tierra gira,
imaginándose máquina perfecta
con una chistera mágica
de la que salen conejos y mariposas.
Que deje de jugar entre cadenas imaginarias,
de reventar páginas
a fuerza de desnudez y pelo largo,
que me acompañe de las flores del “buenismo”
en el que no creo,
ahora que sólo puedo sentir
cómo me envuelven
los tentáculos de las nubes
y extraños seres sin huesos
que se iluminan dorados,
creados de sí mismos
para regresarme anciana a esta ciudad que,
lentamente,
se desprende de mí,
entre aguas y aromas chirriantes,
incapaces de devolverme a mis huesos,
a los papeles de mi propia risa
cuando apenas me quedan fuerzas,
siquiera,
para sostenerme los ojos
y el corazón late doloroso
en la cabeza de la niña que fui,
que aún soy,
andando por senderos
encendidos de fuegos inextinguibles,
de palabras que han cambiado el nombre de su rumbo
Y ya sé que no seré la misma,
ninguno lo seremos,
hasta que las estaciones no pasen de largo
haciéndonos elegir entre vivir y no
mientras el silencio sea síntoma y no respuesta.
M.V.P. 6-MAYO-2020

 

 

 

ESPECIAL MICRORRELATOS-POESÍA Y MICRORRELATO EN VIGO/ 30-ABRIL-2020

Aquí tenéis la colección de 15 microrrelatos, originales de otros tantos autores y autoras, que han formado parte de este especial microrrelatos de Poesía y Microrrelato en Vigo. Espero que los disfrutéis, su diversidad es fabulosa.
Aprovecho para felicitar a todas estas personas que con sus colaboraciones hacen posible cosas así. A todas ellas gracias por ser y por estar.

CAFÉ SOLA

 

CAFÉ SOLA-BLANCO Y NEGRO

Se avecinaba bonito,
el día.

Por delante un par de informes,
bastantes lecturas -alguna interesante-
para ser tan temprano.

En la cocina, abierta la puerta al patio,
preparo un café,
negro, fuerte, solo,
como a mí me gusta.

Llega, de repente, un mensaje,
con su tintineo de señal tecnológica.
Desde la pantalla alguien me señala con el dedo
sin saber muy bien qué es lo que quiere de mí,
excepto dedicarme palabras injustas, ruines, mezquinas,
deleznables, cretinas…

Siento que vienen hacia mí los perros,
(ya tardaban en llegar esta vez),
esos que siempre te ladran al pasar
aunque tú ni los mires.

El sol deja de ser la capital de hoy.

Quiero pensar que no ha sonado el despertador,
que estoy en medio de una pesadilla o,
quizás,
me he despertado y sigo soñando,
pero no soy capaz de salir de mi cabeza.
Sueño mal, algunas veces,
creo,
la mayoría de los sueños,
por suerte y Lorazepam,
no los recuerdo.

Desde la puerta, café en mano, veo las plantas,
que me miran desde sus tiestos
esperando su agua de abril
¡pobrecillas!
tan sólo obtienen de mí
el humo del primer cigarrillo.

¡Qué amargo me sabe este café!
el único del día,
el único que me ve,
medio dormida, medio despeinada, medio desnuda…
mientras se encarga de decirme
que estoy sola siempre
por mucho que me rodee de una multitud.

Lo sé, lo asumo, ya no me hace daño.

Se ha quedado frío,
el café, el día que se avecinaba bonito.
He olvidado ponerles azúcar
y ahora el corazón cabalga loco,
intentando escapar del polvo,
de la sombra gélida,
de los ruidos que detesto,
pero, sobre todo,
huyendo de la mierda
de la mucha y fétida mierda
que otros esparcen de buena mañana
sobre un ser humano,
humana,
que tiene el privilegio de ser libre
y decidir lo que quiere hacer,
cuándo, cómo y con quién,
sin más vueltas.

Se avecinaba bonito,
el día…

M.V.P.

2º Recital Telemático de Poesía y Microrrelato en Vigo 17/abril/2020

Desde aquí quiero agradecer a todas las personas que, desinteresadamente, han colaborado con sus trabajos para que este vídeo sea posible. Por el momento no tenemos otra forma de llevar a cabo los recitales de Poesía y Microrrelato en Vigo. Espero y deseo que pronto nos podamos reencontrar en vivo y en directo. Mientras esto no llega aprovechad para leer, leer y leer, también escribir, aprender algo nuevo (en mi caso estoy aprendiendo a estar callada). Por encima de todo cuidaos mucho, tened paciencia y quedaos en casa. Lo superaremos y volveremos a estar juntos. ¡Ánimo a todas y a todos!