MUJERES / VÍDEO-POEMA / 20 DE MARZO DE 2020

Este poema ha sido grabado con motivo de la celebración del Día Internacional de la Poesía que, como sabéis, se celebró el pasado 21 de marzo.
Por este mismo motivo ha sido incluido, junto a otros poemas de diferentes poetas, en una publicación virtual en la que colaboran personas que organizan y participan en los recitales de Poesía y Microrrelato que se celebran en Galicia y Buenos Aires. La idea de hacer esto ha partido de Diego Horschovski, organizador de Poesía e Microrrelato Compostela.
Poesía uniendo continentes.
Si queréis ver todos los 8 vídeos, de aproximadamente 3 minutos cada uno, podéis hacerlo en la página siguiente:
https://www.facebook.com/Poesía-e-Microrrelato-Vigo-384039521990165/
Os dejo aquí el enlace del vídeo que corresponde al mío:

 

 

1er. Recital Telemático de Poesía y Microrrelato en Vigo / 20 de marzo de 2020

Como sabéis los recitales de Poesía y Microrrelato en Vigo, que tengo el privilegio de organizar, se celebran todos los meses en el café La Galería Jazz, desde septiembre de 2019, antes en otro local. Con motivo del confinamiento provocado por el Covid-19 este mes no hemos podido hacerlo como siempre. Sin embargo, gracias a la generosidad y solidaridad de poetas habituales en estos recitales, hemos podido realizar un recital telemático para ofrecerlo a todo el mundo. Cada poeta se ha grabado en su casa y todos los vídeos se han montado en uno solo para darle unidad. No ha sido un trabajo técnico, pero sí un trabajo hecho con mucha ilusión y afecto.
Gracias a todas las personas que han querido colaborar en este proyecto: Pepe Verde, Germán Son, Belén Choren, André de Oliveira, El Lobo Está Aquí, Sexto Horacio, Roxana Villagrasa, Xabier Cereixo, Laura de Cáceres, las hermanas Nicole y Nayra Doural Domínguez y Rolando Benegas.
Aquí os dejo el vídeo deseando que lo disfrutéis y os ayude a pasar tantas horas de encierro.

No olvidéis que cuidándonos cada uno estamos cuidando a los demás.

 

CALLE NOCTURNA Y VACÍA

CALLE NOCTURNA VACÍA-1-BN

 

La vida es, a veces, como esa calle nocturna y vacía, festoneada por árboles, por luces de farolas, puntos de fuego y recompensa.

Entre los adoquines asoman, brillantes, los restos del último chaparrón, las gotas que me resbalaron por la cara…sin posibilidad de discernir si esa humedad era buena o no.
El silencio testigo de los últimos pasos, huyéndose siempre, huyéndome, en la perspectiva de otra cosa, sin saber qué, mas sin capacidad de darse por vencidos.

Al fondo, la ciudad se pierde en sí misma. Igual yo, me pierdo, me encuentro, me extravío de nuevo en sucesión de paredes intraducibles.

M.V.P.