NÁUFRAGOS, AÚN-VÍDEOPOEMA

NÁUFRAGOS, AÚN

HOY,
que este cielo herido
ha dejado de invadirme
con su sollozo,
se me antoja caminar,
como una diosa,
sobre un mar sembrado
de puñales gélidos.

Siento que mi corazón vuela,
a ras del suelo,
segando toda la oscuridad
que me cabe entre las manos
y los desamparos
que pugnan por instalarse
en prematuros cementerios.

Me desbordo
en un camino que ya conozco,
feliz,
en esta arena,
aquella,
que se tendía de bruces
invitándonos a reír con ella,
a soltar el ciclón de vida
que relampagueaba entre tú y yo.

Ya no es la misma,
ELLA,
NI NOSOTROS.

Nos veo, aún,
gigantes,
amándonos en el mar y la oscuridad,
dejando desnudos
los desterrados cuerpos,
crucificados por lenguajes
ajenos a nuestras prioridades.
Conscientes de los sonidos húmedos
enredados en la piel y la respiración entrecortada,
en los sueños que nos encontraban
flotando cada mañana,
agotados, dormidos,
NÁUFRAGOS de nosotros mismos.

No duermo ya.
Las pupilas luchan
contra el pensamiento silvestre
dentro de una melancolía oxidada,
al fondo de un olvido que se resiste a morir
en un duelo de cristales florecidos en los ojos
y una melodía de olas incesantes.

M.V.P.

3 comentarios en “NÁUFRAGOS, AÚN-VÍDEOPOEMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s