LOBO COME LOBO de Rafael López Vilas / Comentario

LOBO COME LOBO-VERSÁTILES-PORTADA

Comentaré desde mi perspectiva como lectora.

Después de leer el estupendo prólogo de Antonio Javier Fuentes Soria, que ya nos pone en antecedentes de lo que nos vamos a encontrar, pasamos página y comenzamos.

Ciñéndome al título, ‘LOBO COME LOBO’, no puedo evitar que me venga a la cabeza la frase Homo hominis lupus – El hombre es un lobo para el hombre- popularizada por el filósofo inglés Thomas Hobbes en su obra ‘El Leviatán’ aunque su origen esté todavía más atrás en el tiempo y haya sido tomada de ‘Asinaria’, obra dramática de Plauto. Una frase que pone de relieve que el estado natural del hombre lleva a una lucha continua contra su prójimo.

Pijotadas intelectuales aparte vamos a lo que vamos ¿Qué es lo que nos encontramos en LOBO COME LOBO?

A priori, un poemario sin tapujos mentales, ni semánticos, capaz de sorprender a los lectores menos avisados, incluso a los preparados, tanto anímica como mental o intelectualmente. A posteriori, un poemario tan crudo como cierto en el que el autor, Rafael López Vilas, es absolutamente libre de decir lo que quiere y como quiere, de todo aquello que no quiere.

No se trata de un poemario auroral, en el sentido de un primer tiempo que despierta al mundo, sino de un estallido que se ha contenido durante años de experiencia, se ha acumulado con fuerza brutal y ha salido de las propias tripas de quien lo escribe, lanzando dardos certeros que no dudan en salpicar con la inmundicia del día a día a toda persona que ose acercarse a sus letras.

Que nadie espere encontrar esa belleza estandarizada que se ofrece desde cualquier mostrador literario-poético, no, esto no lo hallará en LOBO COME LOBO. El propio autor escribe en el Poema 1: ‘No vengas a pedirme azúcar ’. Toda una declaración de principios y un aviso a navegantes avezados.

Sigo leyendo para desentrañar el mundo y sus casi inabarcables submundos, y creo entrar en el octavo círculo del infierno de Dante a través de la observación minuciosa del autor, de su voz, que nunca, o pocas veces, se queda en la superficie de lo que ve y profundiza, con perspicacia, hasta el verdadero averno y sus paraísos desamparados, metiendo el dedo en la llaga y hurgando hasta las últimas consecuencias para mostrarnos lo más cruel, falso, vil, de la naturaleza humana. Resulta ácido, corrosivo las más de las veces, ¿atrevido y/o consciente?, ¿arrogante?, de cualquier manera, capaz de poner de manifiesto todas las miserias del hombre, ese mismo que se llama ser humano y que no duda en cargarse al resto de la humanidad para obtener un beneficio por completo egoísta.

No hay nada, nadie (¿?), que pueda escapar a la mordedura de Rafael López Vilas, o esa es, al menos, su pretensión. La duda, o más bien la negación, reiterada, sobre la capacidad del ser humano de hacer algo benéfico con relación a los demás permanece inalterable a lo largo del poemario.
La ironía también aparece en varios poemas, en los que, abiertamente, se mofa de un tipo de poesía, que no es la suya. Así, por ejemplo, escribe en el Poema 4: ‘Las palabras se disfrazan en los versos del poeta ’ lo que inmediatamente me lleva a Fernando Pessoa quien decía en el Livro do desassossego ‘El poeta es un fingidor ’. Y continúa Rafael López Vilas en el mismo poema ‘Te lo compro…Te compro la luz. Te compro la emoción y las lágrimas ’ para constatar que esto es lo fácil, lo que gusta, y que también él mismo podría escribir palabras bonitas.
Pero no, el poeta manifiesta que no encuentra algo o alguien admirable, todo mientras es consciente tanto de la realidad que lo rodea como de la suya propia.

El sufrimiento, la soledad, el silencio, el paso del tiempo subyacen en el fondo de todo el poemario, a veces de forma más evidente que otras, a quien lee corresponde descubrirlo.
Preguntas implícitas, explícitas, retóricas, preguntas respondidas siempre por el propio poeta, con el mismo discurso desprovisto de simpatías confabuladas, pero del todo empático con situaciones de desarraigo, injusticia social, desamparo…Todo ello dado por sus sentidos. La percepción exacta de las cosas y personas que se encuentra en la vida, tanto la real como la que imagina, hacen de Rafael López Vilas un observador contumaz, aplastante en su lucidez y completamente desprovisto de respetos superfluos.

Como lectora tengo que decir que leo para escapar de mi propia realidad, para pensar, para ejercitar mi cerebro intentando recrear la información que recibo, a la vez que creo la mía propia. Mi propia idea se genera haciendo una lectura vertical que no explora sólo en la superficie, o eso intento. La lectura es un proceso y como tal se tiene que mover, interpretar y entender hasta hacerla nuestra.
Busco, personalmente, la anatomía de cada poema para bucear tanto en sus entrañas como en sus límites, si los hay, porque en LOBO COME LOBO no existe la condescendencia, sino la expresión en estado libre, sin secretos interiores. A cada cual le corresponde exponerse a su lectura y extraer sus conclusiones.

Recomiendo la inmersión absoluta en cada verso, en cada poema, pues estoy segura de que a nadie dejarán indiferente las realidades sombrías, los silencios, las soledades, las percepciones del poeta sobre el mundo, sobre los hombres yerráticos (sí, con y griega) por naturaleza y sobre sí mismo, al fin y al cabo. Y es que yo, también, como humana que piensa, crea, inventa, y que también siente, padece e imagina, soy tan absurda como el resto.

¡Feliz lectura!

No dejéis de visitar su blog     https://elloboestaaqui.wordpress.com/

María Villar Portas

4 comentarios en “LOBO COME LOBO de Rafael López Vilas / Comentario

  1. Aquí vengo yo, con la pretenciosidad del “comentarista”, a alabar esta reseña, una auténtica joya. A el Lobo ya lo conocía, a ti te descubro ahora, y me has fascinado. Siento el permiso no solicitado para el tuteo, pero como dije, este comentarista es muy pretencioso. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s