SOMBRA Y CLARIDAD

Al final los pensamientos no me derrotan, igual que aquellas primeras traiciones no me producen tristeza, pues he aprendido a defenderme de esas vilezas que han jugado a perdonarme la vida y acaban condenándose a sí mismas.
Prefiero que mi inocencia duerma a la intemperie y nade en las aguas del tiempo, pasando bajo los arcos de todos los puentes bajo la lluvia de dardos emponzoñados. Abrir, aún, mis ojos a los continentes que nacen entre mis dedos y en el aliento de mi soledad.
Mírate. Eres ruin. Desde tus mentiras no logras ni alcanzar mi estela, ni abandonar el agua fría de tu miserable palabra disfrazada. Yo no necesito realizar simulacros de empresas que me presten su máscara de respetabilidad. Viajo transparente y desnuda buscando esos pozos de nostalgia para apagar mi sed de silencios…sin jamás huir de la claridad. Tú eres esa sombra, en cambio, que ha quedado para siempre señalada por la cobardía de tus confusas amistades de uso circunstancial, por tratar de inmiscuirte en la felicidad de los demás, incluidas sus manifestaciones sexuales, a las que tú solo te has invitado como un perro para obtener tu parte igual que en una violación.
Es asqueroso que me atraigas y repugnes con igual intensidad.
Recuerda: poseo la fortaleza precisa para decapitar todos los libros mientras la lluvia dibuja mi rostro en los cristales. Atlántica absoluta, en calma y en tormenta.

M.V.P.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s